Debate

China cambia el rumbo de su desarrollo económico con acento en la componente social

China cambia el rumbo de su desarrollo económico con acento en la componente social
08:30 25/03/2011
Dmitri Kósirev, RIA Novosti

El pasado 5 de marzo, se inauguró la sesión plenaria anual de la Asamblea Nacional Popular de China (APN, máximo órgano legislativo). Ante todo, la APN, como todos los parlamentos, debe equilibrar gastos e ingresos del presupuesto nacional.

En este ámbito, las expectativas de grandes cambios en el desarrollo económico de China empiezan a hacerse realidad.

China aplica la política de orientación social

Los proyectos legislativos prevén cambios en la política tributaria. Hoy en día, los chinos con ingresos mensuales por debajo de 2.000 yuanes (unos 220 euros) están exentos de impuestos. Se discute la posibilidad de aumentar este límite debido a la inflación y el crecimiento de salarios.

Pero aún más interesante puede parecer la aplicación de la escala progresiva a la tributación en China y distribución de recursos asignados para varias provincias.

En China ha emergido una peligrosa disparidad de ingresos entre las personas y las provincias ricas y pobres. En particular, 12 provincias costeras producen un 60% del Producto Interior Bruto (PIB) del país y los restantes 18 provincias occidentales sólo generan un 40% del PIB.

Entre los objetivos del gobierno para este año se destaca el aumento diferenciado del mínimo salarial. Es decir, el salario mínimo debe aumentar un 20% tanto en la zona más próspera de Shenzhen, en el sur de China, (hasta 1.320 yuanes ó 145 euros), como en la región autónoma Hui de Ningxia, una de las provincias más pobres del país (hasta 750 yuanes ó 82 euros, o sea, casi un 50% menos que en Shenzhen).

Sea lo que sea, la nueva estrategia de desarrollo económico del Imperio Celeste es de orientación social. Incluso la mayor parte de los gastos adicionales militares que en 2011 deben aumentarse en un 12,7% (hasta 91,5 mil millones de dólares) se destinará para subir salarios de los militares.

Cuando un monarca de un país del Golfo Pérsico destina de manera urgente unos 10 ó 30 mil millones de dólares para mejorar el nivel de vida de sus súbditos, la causa real de esto está clara. Es evidente que el dinero es la mejor medida que pueda aplicarse para frenar la propagación de disturbios masivos por el Oriente Próximo.

Cuando China adopta un nuevo programa encaminado a mejorar el bienestar de la población, lo que contradice la política aplicada por este país durante los últimos veinte años, se podría buscar analogías en el mundo árabe para encontrar una explicación.

Pero en realidad, se puso en evidencia la necesidad de los cambios  en el modelo económico chino ya en 2008, cuando, con la llegada de la crisis, este modelo fracasó.

Hoy en día, las ideas se materializan en el proyecto de presupuesto. Además, el parlamento chino debe aprobar el 12º plan quinquenal (2011-15). Esto no tiene nada que ver con las manifestaciones de protesta en los países árabes.

El gobierno chino que antes propugnaba batir récords en todos los ámbitos (un crecimiento económico récord, ciudades recordistas, etc.), hoy por hoy se dirigió hacia las bajas clases sociales.

El ascenso de China depende de los talentos y la educación

El gigante asiático no pretende regresar a su pasado socialista sino puso bien a las claras que la modalidad de crecimiento de consumo interno del país debe transformarse.

Las autoridades chinas, como los economistas de todo el mundo, están convencidos de que el volumen del mercado de consumo es mayor cuando mucha gente es capaz de gastar en bienes de consumo poco dinero que en el caso cuando tan sólo los pocos ricos pueden gastar mucho.

Está claro que al ritmo del crecimiento del PIB no le contribuye una “fuerte política social” sino la libertad. Pero Pekín afirma que bien puede cesar de establecer un crecimiento económico récord. En cambio, debe ayudar a los que atrasan de este crecimiento.

Según la tradición, en la antesala de la sesión parlamentaria, el primer ministro chino, Wen Jiabao, participó en una larga sesión de preguntas y respuestas a la población por Internet en tiempo real. Según él, el ascenso de China no depende tanto del crecimiento del PIB sino de de los talentos y la educación.

En esencia, China simplemente sigue la tendencia global. En la época de crisis, los países prefieren aplicar una política social fuerte. Por ejemplo, no sólo China sino también Australia aumentan el mínimo salarial. Los medios noticiosos chinos mencionaron etse hecho porque coincidió con el aumento del salario mínimo en Shenzhen.

Y los países árabes demostraron a todo el mundo que los gobiernos deberían aplicar la anunciada “fuerte política social” de una manera organizada y paulatina para evitar los dramáticos acontecimientos en el Oriente Próximo.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

  • Agregar al blog
  • Enviar a un amigo
  • Compartir

Agregar al blog

Usted puede colocar este material en su blog copiando el enlace.

Video-Code:

Vista previa:

RIA NovostiChina cambia el rumbo de su desarrollo económico con acento en la componente social China cambia el rumbo de su desarrollo económico con acento en la componente social

08:30 25/03/2011 El pasado 5 de marzo, se inauguró la sesión plenaria anual de la Asamblea Nacional Popular de China (APN, máximo órgano legislativo).>>

Enviar por correo electrónico

Rellenar todos los campos!

Compartir

Digg Digg FacebookTwitter Twitter

Noticias »


  Рейтинг@Mail.ru   Rambler's Top100  
© 2014  RIA Novosti
Ciertos materiales publicados en nuestra página pueden ser inadecuados para menores de 18 años