27 diciembre 2012, 10:48

Apuesta por la vida

Apuesta por la vida

Un joven tunecino murió tras ingerir, durante una apuesta, veintiocho huevos de gallina crudos. El joven apostó con sus amigos, por una suma no revelada de dinero, comerse de una vez tres decenas de huevos crudos.

Un joven tunecino murió tras ingerir, durante una apuesta, veintiocho huevos de gallina crudos.

El joven apostó con sus amigos, por una suma no revelada de dinero, comerse de una vez tres decenas de huevos crudos.

Después de ingerir veintiocho huevos, el tunecino sintió un fuerte dolor de estómago y sus amigos llamaron a una ambulancia. El chico fue conducido urgentemente al hospital, pero los médicos no lograron salvar su vida.

og/as/sm

  •  
    ya participar en el